Efectivo a la mano. Transferencias de efectivo condicionadas en AL

Recientemente la cadena inglesa de televisión BBC difundió un programa de debate dividido en dos capítulos sobre las transferencias de efectivo condicionadas en América Latina y su efectividad en diversos países. En la realización de ese programa fue entrevistado el Dr. Felipe Hevia de la Jara, investigador del CIESAS-Golfo, quien planteó sus ideas sobre la efectividad del Programa Oportunidades.

La nota y el video del reportaje fueron publicados en el sitio web del Banco Mundial pero hemos transferido el texto y el video desde Youtube en esta entrada de nuestro blog de noticias. Los segmentos de video se encuentran al final de esta nota.

Hora estelar para Programas de Transferencia de Efectivo Condicionadas en América Latina

29 de octubre de 2009.- Una nueva forma de combatir la pobreza se extiende por el mundo en desarrollo. Las transferencias en efectivo condicionadas (CCT, por sus siglas en inglés), que comenzaron en América Latina a mediados de los años noventa, entregan a las familias pobres dinero en efectivo con la condición de que lo gasten en salud y educación para sus hijos.

Entre 2003 y 2008, 60 millones de personas lograron salir de la pobreza en América Latina y el Caribe. Muy pocas épocas, o tal vez ninguna, han registrado tamaño avance en tan corto tiempo y las CCT han desempeñado una importante función en este proceso.

En agosto de 2009, BBC World News transmitió una serie en dos partes llamada “Efectivo a la mano” que incluye un documental y el debate posterior, sobre la importante función que cumplen los programas de CCT en el objetivo de reducir la pobreza y la desigualdad y mejorar los resultados en desarrollo humano en América Latina y el Caribe.

‘Efectivo a la Mano’ examina los resultados y desafíos que enfrentan estos programas en México, Colombia, Brasil e incluso Nueva York , donde fue instituido por el alcalde de la ciudad Michael Bloomberg en 2007, tras el éxito de ‘Oportunidades’ en México. Oportunidades asiste en la actualidad a 25 millones de personas –la cuarta parte de la población del país- y desde su fundación hace más de una década, la matrícula de escuela superior ha subido en 33%, al tiempo que la tasa de deserción escolar cayó en 20%. Entretanto, la atención médica preventiva -clave para reducir las enfermedades- ha crecido en un 35% en todo el país.

El estreno del documental para la comunidad internacional, patrocinado por el Banco Mundial, tuvo lugar el miércoles 28 de octubre en las oficinas centrales de la institución en Washington, DC, evento que contó con la asistencia de las principales autoridades del Banco y otros funcionarios multilaterales.

El discurso central estuvo a cargo del invitado especial, Santiago Levy, vicepresidente de sectores y conocimiento del Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID), a quien se le atribuye haber iniciado Oportunidades durante su administración en México. Durante su discurso, Levy explicó lo que significó para él participar en el documental de la BBC y el posterior debate, y explicó su visión sobre los posibles éxitos y desafíos que enfrenta la próxima generación de CCT.

“Recibí una llamada de la BBC por el mismo tiempo que Helena recibió la propia y aún estoy esperando mi contrato, al igual que helena, porque esto nos está haciendo famosos a nosotros y el programa”, dijo Levy bromeando.

“En una nota más seria, es realmente bueno que la BBC haya decidido realizar este importante filme. Lo que muestran doce años de experiencia acumulada en América Latina, así como en otras partes del mundo, es que los programas CCT son posibles a través presupuestos y que es importante diseñar un programa que ayuda a la gente pobre, a quienes servimos”, agregó Levy.

La presentación general estuvo a cargo de Pamela Cox, vicepresidenta para América Latina y el Caribe del Banco, gracias a lo cual el público obtuvo un panorama general de la cooperación Banco Mundial-BID en el desarrollo y ejecución de los programas de CCT y de las principales tendencias que darán forma al futuro de esta iniciativa en la región de ahora en adelante.

“Las proyecciones realizadas por el Banco Mundial hasta la fecha indican que la crisis empujará a la pobreza a unos ocho millones de latinoamericanos, es decir, personas que deberán vivir con menos de US$4 diarios. Pese a ser una cifra que da que pensar, los indicios preliminares sugieren que las CCT han mitigado el impacto de la crisis”, sostuvo Cox durante sus palabras inaugurales.

“También nos hemos ocupado cada vez más de complementar las redes de protección con inversiones destinadas a reducir la desnutrición y garantizar el acceso de los pobres a servicios sociales y de desempleo. El Banco Mundial lleva respaldando programas de redes de protección durante más de 10 años y en la mayoría de los países de la región, esto se ha llevado a cabo a través de operaciones de inversión, programas de estudio y asistencia técnica no financiera”, concluyó Cox.

Este innovador documental fue producido por Robert Lamb, director de One Planet Pictures, quien se mostró interesado en captar los aspectos esenciales de los programas de reducción de la pobreza en los países en desarrollo, según dijo Sergio Jellinek, gerente regional de comunicaciones del Banco, para explicar la génesis del film. “El Banco Mundial se mostró encantado de poder aportar al concepto general del documental y el debate posterior, y aportó sugerencias para resaltar los logros y los desafíos de los programas de CCT en Brasil, Colombia y México”, concluyó Jellinek.

A diferencia de los programas tradicionales de dádivas gubernamentales, esta popular iniciativa para luchar contra la pobreza, la que se ha extendido por toda América Latina e incluso llegó a Nueva York, exige a las familias mantener a los niños en la escuela, llevarlos a controles médicos regulares y vacunarlos contra las enfermedades.

Los programas de CCT han adoptado diferentes nombres – Bolsa Familia (Fondo Familiar) en Brasil y Oportunidades en México, los países más populosos donde funcionan– y se rigen por diversas reglas dependiendo del país. Los analistas sostienen que se han transformado en el programa más fructífero para combatir la pobreza en muchos años porque exigen a los pobres hacer algo significativo y factible de medir a cambio de recibir la ayuda del Estado.

“La mitad de la población del mundo y una tercera parte de los pobres vive en países de ingreso mediano”, sostiene Helena Ribe, gerente de protección social para la región del Banco durante la sección de preguntas y respuestas en el estreno realizado en Washington. “Las crisis macroeconómicas han moldeado las políticas de redes de protección en muchos de estos países y varios de los programas de este tipo que se aplican en este momento comenzaron como iniciativas para reducir los impactos de anteriores crisis. La mayor parte de la volatilidad en el financiamiento para redes de protección está en los países del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). Esto refleja su mayor exposición a las crisis mundiales y la presencia de programas que pueden ser ampliados en situaciones de stress. El (BIRF). per se funciona como una red de protección ya que ofrece financiamiento para programas en situaciones de crisis fiscales” subraya Ribe.

El ejercicio económico de 2009 fue un año particularmente activo, ya que las redes de protección se pusieron en marcha y se expandieron en respuesta a la crisis económica mundial. En este mismo ejercicio, se aprobaron alrededor de US$2.700 millones para programas de este tipo, con el fin de proteger a los habitantes más vulnerables con transferencias en efectivo condicionadas, asistencia en especies y obras públicas, todo lo cual logró beneficiar a los pobres y vulnerables de muchos países beneficiarios del BIRF, entre ellos México Colombia, Argentina, El Salvador, Guatemala, Indonesia, Polonia y Macedonia. Por ejemplo, en el año fiscal 2009, el BIRF inyectó fondos para redes de protección en México (US$1.500 millones para su programa de CCT llamado Oportunidades), Argentina (US$440 millones para dos programas de apoyo al ingreso), Colombia (US$318 millones para la red de protección social) y Polonia (US$221 millones para mitigar los costos sociales de la crisis económica como parte de un préstamo completo para políticas de desarrollo por un monto de US$1.300 millones).

“He trabajado en esta área durante más de 30 años en todas las regiones del mundo”, expresó Ribe, del Banco Mundial. “Este es el único (programa) que funciona. Ha demostrado que se puede llegar a los pobres hoy y ayudarlos a mejorar sus oportunidades para el resto de la vida”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: