Crónica del IV Encuentro sobre Memoria Visual

IV Encuentro sobre Memoria Visual

Mérida, Yuc., 21-23 de noviembre, 2012.

 

Cartel_memoria-visual

 

El IV Encuentro de Memoria Visual tuvo lugar en las instalaciones del CIESAS Peninsular y en otros espacios meridanos para cubrir un programa que combinó presentaciones orales por las mañanas con exhibición de documentales por las tardes. Esta vez se contó con el definitivo co-patrocinio de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas, de la Universidad Autónoma de Yucatán y del Departamento de Promoción Cultural de la Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán.

El programa se inició en la Sala de Arte del Teatro Armando Manzanero, con la presentación del libro Ciencias Sociales y Mundo Audiovisual que editaron en 2012 Ricardo Díaz Vázquez y Ricardo Pérez Montfort del Laboratorio Audiovisual del CIESAS de la ciudad de México. La presentación corrió a cargo de Kandy Ruiz González de la Biblioteca Yucatanense y de los editores.

Inaugurado formalmente el Encuentro por Victoria Novelo, en los dos días siguientes se escucharon y discutieron los trabajos de Everardo Garduño y Adriana Trujillo de la Universidad Autónoma de Baja California, sedes Mexicali y Tijuana; Sergio Novelo Barco del Centro de Video Indígena de la CDI en Yucatán; Antonio Zirión, de la Universidad Autónoma Metropolitana-I; Carlos Antaramian del Col-Mich, María Teresa Munguía y Orlando Patrón de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán; Octavio Hernández Espejo de la Escuela Nacional de Antropología e Historia de la ciudad de México; y Ricardo Pérez Montfort del CIESAS, D.F. El comentarista general fue Andrés Fábregas Puig del CIESAS Sureste.

Los trabajos y las discusiones de los tres Encuentros anteriores que  reunió a videoastas e investigadores sociales de varios puntos de la república mexicana y de la península de Yucatán, tuvieron como propósitos básicos, reflexionar sobre el propio trabajo, conocer las nuevas propuestas fílmicas, discernir mejores caminos de distribución de la producción documental y buscar métodos adecuados para la recopilación, catalogación, conservación y difusión de los acervos visuales.

En el cuarto encuentro, se amplió la temática  y se analizaron los  alcances de la antropología visual que se produce en centros universitarios mexicanos. Se discutieron posiciones teóricas, los  acuerdos y divergencias así como la posición de esta especialidad en relación a la docencia y la investigación y las perspectivas con las que se produce el trabajo documental antropológico universitario. Igualmente se discutió hasta donde los productos visuales –fílmicos y fotográficos-  han logrado penetrar en públicos amplios y aumentar el conocimiento sobre temas poco explorados por los textos escritos así como el desarrollo de la investigación con imágenes, tanto en la antropología como en la historia.

El Encuentro había propuesto en su convocatoria algunos puntos de partida para las discusiones: teóricamente, los adelantos tecnológicos han facilitado la producción visual en las instituciones académicas, pero hasta ahora no se ha aprovechado suficientemente en beneficio de la difusión de la investigación antropológica, el registro etnográfico y la construcción de fuentes a partir de las imágenes. Además del poco interés, aderezado con una endémica falta de presupuesto que agobia a las instituciones públicas de educación en México, no hay entrenamiento teórico, metodológico ni técnico suficiente entre los antropólogos e historiadores para incursionar en el campo de lo audiovisual. Como contraparte hay un fenómeno como el incremento en el número de aficionados a filmar películas “antropológicas” entre los estudiantes de comunicación y entre quienes trabajan en organizaciones no gubernamentales con poblaciones indias; unos que comulgan con la idea de que lo auténtico en el cine documental pasa por darle la cámara a la población bajo estudio; otros, que fotografían y filman con la vieja idea positivista de que cualquier registro es evidencia etnográfica. El fenómeno, parecido al que sucedió cuando se generalizó el uso de las grabadoras portátiles y todo mundo salía a la calle a hacer “historia oral”, tiene que ver con un pensamiento que otorga a la herramienta que registra (cámara fotográfica, de cine o de video) la virtud de captar la realidad haciéndose eco de la premisa de que el cine no engaña. La discusión actual dentro de buena parte de la llamada “antropología visual,” es que la herramienta en sí tiene limitaciones de tipo óptico además de que los encuadres de las cámaras, las situaciones filmadas, la longitud de las tomas, los personajes involucrados, el sonido, los temas, la edición, entre tantas otras cosas, son elecciones y selecciones del antropólogo y/o fotógrafo de acuerdo a su particular manera de construir su objeto de estudio (orientaciones metodológicas, teóricas y estéticas) y por tanto los resultados son versiones particulares de la realidad y por tanto, interpretaciones de ella. Ese hecho también debe ser considerado cuando las imágenes sirven como fuente de información para escribir o rescribir textos históricos.

Los temas discutidos en el Encuentro rebasaron varios de los puntos de partida, si bien los tomaron en cuenta, y así, se trataron cuestiones como el papel de la ética en las investigaciones filmadas, el valor de los registros etnográficos, el papel de la investigación filmada en la docencia en las carreras de comunicación, antropología e historia, la riqueza de las colecciones fotográficas y audiovisuales para analizar ciertos periodos históricos y los vericuetos de la auto-representación en la filmación biográfica.

Se exhibieron seis documentales de otros tantos investigadores participantes que permitieron valorar las inmensas posibilidades del lenguaje audiovisual para la docencia y el conocimiento de situaciones y problemas que afectan nuestra vida cotidiana como profesionales y como ciudadanos.

Las coorganizadoras del Encuentro fueron Victoria Novelo O. y  Nahayeilli Juárez. (CIESAS Peninsular).

Victoria Novelo, Mérida, noviembre de 2012.

 

a

De izquierda a derecha: Carlos Antaramián (El Colmich), Adriana Trujillo (UABC, Tijuana), Nahayelli Juárez (CIESAS-Peninsular), Issac García (CIESAS-DF), Victoria Novelo (CIESAS-Peninsular), Andrés Fábregas (CIESAS-Sureste), Octavio Hernández (ENAH-DF), Ricardo Pérez Montfort (CIESAS-DF), Martín Vázquez (Laboratorio Audiovisual del CIESAS), Everardo Garduño (UABC, Mexicali). Foto cortesía Victoria Novelo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: